Trabajadores de Salud: De “Héroes” a Blancos de la Represión Policíal

0

Después de elogios durantes meses, en los cuales los trabajadores de la salud fuimos alabades como “héroes” por los políticos de la Ciudad de Nueva York en la “batalla contra el COVID-19”, ahora nos atacan y nos encarcelan por parte de la ciudad por luchar contra otra pandemia mortal: la policía. 

PH: Luigi Morris/Left Voice

To read in English: https://www.leftvoice.org/healthcare-workers-from-heroes-to-targets-of-police-repression

El 4 junio, la policía de Nueva York emboscó, encerró y atrapó a cientos de manifestantes en el Bronx en la acción FTP4 organizada y liderada por gente Negra y de color del Bronx, en uno de los más brutales actos de represión y de hostigamiento de esta semana en Nueva York. Los manifestantes estaban enseñando la historia del Bronx, caminando entre las calles y los edificios, a las vez que la policía los cercaba. Cuando llegó el toque de queda a las 8 de la noche, la policía encerró al grupo y comenzó a golpear, tirar gases lacrimógenos, y arrestar a los manifestantes.  Algunes quienes quisieron salir antes de las 8 fueron arrestades antes del toque de queda y los policías cambiaron la hora del arresto en el papeleo.   

Como trabajadores de salud nos arrestaron y nos negaron a asistir a les manifestantes con heridas serias, que fueron esposades en el suelo y pedían ayuda, muches de elles con heridas sangrantes. La policía nos informó que tenían sus propios médicos, pero solo eran dos bomberos y 2 dos EMT (médicos técnicos de emergencia) para dar asistencia a más de cien personas. La policía además se reúso a dejarnos ayudar a personas quienes tenían sus manos moradas por las esposas tipo precinto, solo lo hicieron con una persona y usando nuestras tijeras.  Después de que los detenides –a quienes no les dejaron gritar sus nombres ni compartir otra información para identificarse con los observadores legales al lado- fueron encerrados juntes en celdas y en distintas comisarías de los múltiples distritos.  Aún los policías de la ciudad, persiguieron a manifestantes quienes ayudaban a les encarcelades, otra vez, muches de elles eran trabajadores de la salud u observadores legales con toda documentación, yendo en sus vehículos donde  los arrestaron por “violar el toque de queda”.  

No se coma el cuento: si no estuvo claro antes, ahora esta maniobra de fuerza demuestra que la policía le declaró guerra a la gente Negra y Latina pobre y trabajadora del Bronx.  

Con el hecho de arrestar y poner cargos a trabajadores de salud en medio de la pandemia COVID, la policía demuestra de nuevo que su deber no es el de “proteger ni servir” al pueblo, pero, si de proteger a las clases altas y la propiedad privada, y mantener la supremacía blanca por medio de aterrorizar a las comunidades Negras y Latinas. La policía de la Ciudad de Nueva York es la ganga más rica e organizada en la Ciudad, protegida por su “sindicato”, “El Orden Fraternal de la Policía”, que defiende a policías racistas asesinos en cada instante. La policía de la Ciudad de Nueva York, bajo el liderazgo de políticos del Partido Demócrata como De Blasio y Cuomo, siguen reprimiendo con impunidad a los que se les enfrentan, negándose a usar máscara, escupiendo a les manifestantes, y burlándose de quienes piden protección básica cuando son encerrados juntes en celdas de las cárceles.  La policía es la pandemia, una fuerza mortal que sigue golpeando y matando a la gente – en particular a la gente Indígena, Negra, Latina, trans, indocumentada, y pobre.  Mientras la pandemia COVID-19 se cobra más vidas mientras avanzan los levantamiento a través el país, la sangre de estos asesinatos manchan aún más las manos de la policía.

MIentras el movimiento continúa, vemos varios intentos de cooptación. Políticos demócratas proponen varias reformas que el sistema capitalista puede tolerar, pero que no lograran bajar el nivel de muerte de gente Negra y Latina en manos de la policía. El estado capitalista sigue demostrando que no es un vehículo de progreso real con respecto a estos asuntos. Pero, en su lugar, es un vehículo de represión y de cooptación de los movimientos que demandan cambios a este sistema asesino.  Terminar con la policía de la Ciudad de Nueva York, tiene que ver con sacar a estos políticos y todo defensor de la policía, igual que a toda la maquinaria capitalista de gentrificación, explotación de trabajadores, las cárceles, y de salud privada en la Ciudad.  En su lugar, construiremos instituciones de control comunitario, donde las pandemias del capitalismo racial nunca más puedan sofocarnos, el poder está en las manos del pueblo.  

View this post on Instagram

Nurse Jillian Primiano, a Left Voice collaborator and essential worker was arrested on Thursday evening by police after a protest in the South Bronx. Hear her denounce the curfews, that have been imposed by Democrats and Republicans across the country, as a tool for police repression. “The curfew exists to suppress the voice of the movement. It does not exist to protect people.” #BlackLivesMatter #NoJusticeNoPeace #CancelCurfew #DefundThePolice: $0 budget @takebackthebronx @justiceforgeorgenyc @decolonizethisplace @nursefornyc @nationalnurses @nynurses @nyc4revolution_ Footage provided by: Jillian Primiano @jillianjillianjillianjiggs Interview & Editing by: Addison Post @addsjpgs www.leftvoice.org @left_voice

A post shared by Left Voice (@left_voice) on

This is a Guest Post. Guest Posts do not necessarily reflect the views of the Left Voice editorial board. If you would like to submit a contribution, please contact us.